¿Es legal que me hagan devolver una beca concedida y cobrada?

Actualmente, es muy frecuente que se revise por parte de la Administración todo tipo de beca, ayuda o subvención concedida, para comprobar si se han cumplido los requisitos para poder ser beneficiario de una beca o ayuda.

Tenemos que tener en cuenta que la Administración tiene la facultad y competencia para revisar de oficio, sus propios actos, y tiene un plazo de cuatro años, legalmente reconocido, para revisar las ayudas que considere oportunas, entre las que se encuentran las becas de estudios, sobre todo aquellas becas que nos han impuesto una serie de condiciones que debemos cumplir durante un periodo de tiempo, o aquella condición por la que me fue concedida, por ejemplo, beca para el estudio y por circunstancias varias dejo de estudiar, o no cumplo los mínimos de asistencia a clase, etcétera.

Cuando se es beneficiario de una beca, es porque hemos cumplido una serie de requisitos para poder tener esta condición, y cualquier hecho o circunstancia que nos haga no cumplir dichos requisitos, debemos informarla a la Administración.

Es una obligación general que tenemos todos regulada por la Ley General de Subvenciones, no obstante, si yo no comunico voluntariamente el hecho de haber cambiado alguna circunstancia, hay que tener en cuenta que se puede hacer una revisión del expediente de oficio (actualmente muy habitual), y se iniciará por parte de la Administración, un expediente de reintegro de cantidades por incumplimiento de los requisitos de una beca.

Por lo tanto, a la hora de ser beneficiario de una beca, no tengo que tener en cuenta sólo los requisitos para que me sea concedida, sino que debo tener muy presente las condiciones que he de cumplir para que no me inicien un expediente de reintegro tras el que me hagan devolver las cantidades indebidamente cobradas, y en la mayoría de las ocasiones más el incremento de los intereses que correspondan.

Si la Administración revisa de oficio un expediente de concesión de beca, y detecta alguna irregularidad, dentro del plazo de los 4 años que tiene como límite, lo pondrá en conocimiento del interesado, en función de un expediente de reintegro de cantidades indebidamente percibidas, concediendo un plazo de entre 10 y 15 días de alegaciones para que el interesado justifique, aclare y documente lo que entienda necesario para acreditar que hay un error y que se han cumplido en todo caso las condiciones para ser beneficiario de dicha beca concedida, en todo caso el expediente de reintegro se resolverá teniendo en cuenta dichas alegaciones y documentos presentados por el interesado como corresponde, bien con el archivo del expediente si se acredita el error, bien con la devolución de las cantidades indebidamente cobradas por el interesado en concepto de beca, por incumplimiento, importe incrementado con los intereses legales que correspondan.

El expediente de reintegro, con carácter general, suele tener un plazo de resolución de un año, aunque hay que estar a cada procedimiento concreto, por lo que si transcurre un año sin resolución, éste caducará con el consiguiente archivo de las actuaciones, pero como en cualquier otro caso, cuidado porque si no está prescrito (con carácter general 4 años), se podría iniciar otro expediente de reintegro.

Referencia legal

  • Artículo 102 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
  • Artículo 37 y siguientes de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones.
  • Artículo 8 y 9 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, modificada por la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.